Grabando en helicóptero con la GoPro

Una de las grandes virtudes que tiene nuestra profesión, es que la rutina habitual suele ser precisamente la falta de rutina. De esta manera un día puede estar plagado de grabaciones de ruedas de prensa, encuestas callejeras o congresos, y al día siguiente como en este caso, una grabación desde un helicóptero.

Aunque lo bonito hubiera sido montar en la cabina de copiloto, por temas de logística esto no fue posible. Aquí es donde entró de nuevo la versatilidad de una cámara como la gopro. Una vez elegido el mejor ángulo para un plano en la que se viera parte del interior de la cabina y parte del exterior (cosa que fue más sencillo gracias a su gran angular), no hubo más que colocarla con su accesorio y darle a grabar. El resultado salta a la vista.